miércoles, 15 de mayo de 2013

Dedicado a las familias...


... que ríen y lloran con la discapacidad 


La discapacidad no llama a la puerta antes de entrar. Eso lo saben bien todas las familias que, de una manera u otra, viven la discapacidad día a día. En un hijo, en un hermano, en un tío… La discapacidad no escoge las mejores familias ni las más fuertes. No siempre llega a un hogar unido o con recursos. Tampoco todos los padres que afrontan esta situación cuentan con los conocimientos, fortalezas y actitudes necesarias para asumir los retos que ésta supone.
 
A pesar de ello, en muchas ocasiones, la discapacidad consigue transformar a estas familias. Muchos padres asumen un nuevo compromiso con la llegada de un hijo con dificultades. Un compromiso que hasta el momento no tenían pero que marca, en parte, el rumbo de su renovada vida. Ese compromiso es defender la dignidad y los derechos de las personas con discapacidad, de todos aquellos que –como en su caso- encuentran más obstáculos que el resto para conseguir los mismos objetivos. Son las propias familias las que, a lo largo de la historia, han movilizado a una sociedad temerosa de acoger al diferente. Ellas son quienes han impulsado el movimiento asociativo. Quienes, día a día, ejercen de modelos para otros, educan, comparten y reclaman.

Las familias de las personas con discapacidad no son víctimas ni heroínas. Las familias de las personas con discapacidad se cansan, unos días lloran y se sienten sin fuerzas. Otros días ríen y transmiten al mundo su alegría y el valor de una vida diferente. 

Las familias de las personas con discapacidad necesitan apoyos, respiro y acompañamiento. Las familias de las personas con discapacidad necesitan protección. 

Y, sobre todo, las familias de las personas con discapacidad tienen que ser escuchadas. Porque de ellas aprenderemos que, aunque la discapacidad no siempre es un regalo, la vida puede ser mucho más rica a su lado.


"Mi cuñado" (Fotografía de: Salvador Arellano. Dibujo de Rocamador Torres)


Día Internacional de la Familia
15 de mayo de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa y escribe tu comentario